Beneficios de la evaluación del desempeño de proveedores

Publicado por Rodrigo Ayala el 14 de noviembre de 2019

El ideal de toda organización es tener finanzas sanas que le permitan seguir operando con márgenes de ganancia atractivos, misma que se puede reinvertir y así –idealmente de nuevo–, poder expandir la empresa y aumentar su participación en la industria. Estas finanzas sanas (entendidas como el equilibrio de resultado positivo entre ingresos y egresos) es uno de los tantos beneficios de la evaluación del desempeño de nuestros third-parties, vendors o proveedores.Desde luego, este no es el único beneficio, aunque quizás sí uno de los más atractivos. Sin embargo, si atendemos sólo al resultado final (finanzas sanas), podemos perder de vista el proceso mediante el cual este se consigue, quedándonos con la idea de que la evaluación sobre el desempeño de nuestros proveedores es magia actuando a nivel contable; para evitar caer en esta falta de comprensión, que puede llevar a errores de interpretación y en última instancia a errores en la ejecución, hemos preparado este blog post. Continúe leyendo para descubrir los beneficios que trae el monitoreo continuo de sus relaciones con terceros.

Los beneficios de la evaluación del desempeño de proveedores

1. Determinar parámetros

Lo primero que se debe hacer antes de evaluar, es saber con arreglo a qué vamos a evaluar, es decir, cuál será el aspecto que queremos satisfacer con lo que pensamos evaluar: ¿tiempo, calidad, cantidad, costo? Estos cuatro parámetros de ejemplo, suelen estar siempre presentes en cualquier medición del trabajo de nuestros proveedores, pero quizás haya algunos que son mucho más específicos y se ajusten al tipo de productos o servicio que su organización demanda.

Tener bien claros los parámetros es una excelente brújula con la que, una vez estipulados, tenemos un norte claro hacia el cual avanzar con cada esfuerzo llevado en conjunto, dotando así de una clara identidad a nuestra empresa.

2. Contar con antecedentes objetivos

Nos referimos a los reportes, cifras, objetivos y pormenores que arroja toda buena y sesuda evaluación. Por medio de ella y de la historia que comienza a formar (y que es importantísimo archivar debidamente), es posible en ocasiones ir un paso adelante de lo que pudiera suceder con determinados proveedores; el gran ejemplo podría ser el de las materias primas provenientes del campo, que frente a ciertos cambios regulares en el clima ajustan sus cosechas y cantidades de cada plantación. Saber esto sería muy importante para deducir la probabilidad de que nuestro proveedor de este tipo pudiera incumplir, y siendo esto algo muy probable, incluso pensar en sustituirlo o complementarlo con algún otro tercero que nos salve de las consecuencias de un incumplimiento en este rubro.

3. Mejora continua

Dice el dicho que lo que no se puede medir no se puede mejorar. Esto es muy cierto, y por ello conviene aplicarlo a todos nuestros proveedores, para mejorar nuestra relación con cada uno de ellos y así poder mejorar también, al final del día, a nuestra propia cadena de suministro en su totalidad.

Indirectamente, una mejoría en los suministros que consumimos y transformamos para posteriormente vender, puede terminar por incrementar el precio de las mercancías o servicios que vendemos, y así comenzar a representar mayores ingresos para nuestra economía. Si a esto se le suman ahorros hechos por comprar alto volumen, por poner un ejemplo, puede a su vez representar una reducción en el costo de producción, aumentando más la brecha entre su costo real de producción y su precio al público, incrementando los márgenes de ganancia.

4. Mayor compromiso

No es lo mismo ser el gran cliente de un proveedor pequeño, que un pequeño cliente de algún proveedor grande. Las posibilidades de ser puestos en última prioridad en el segundo caso son muchísimo mayores que las del primer caso. Algo que puede ayudar a aumentar el compromiso de nuestros proveedores para con nosotros es hacerlos conscientes de que están siendo evaluados permanente. El simple hecho de que sepan que están bajo escrutinio hará que cuiden mejor sus ejecuciones, toda vez que estas pasarán continuamente por revisiones, y esta será la mejor forma de cuidar el negocio que tienen en su organización, sea este del peso específico que sea, ya que si hay que centrar la atención sobre algún cliente aunque eso implique el riesgo de descuidar a otro, es más probable que usted se encuentre en el primer grupo (cliente atendido) que en el segundo (cliente desatendido).

5. Control data-driven

Por último, un gran beneficio del cual deben empezar a echar mano todas las organizaciones, es precisamente el control con base a elementos objetivos que permite el big data. Llevar un control bien documentado sobre el desempeño de sus proveedores le permitirá tomar decisiones basadas en información confiable y bien pensada de fondo, lo cual siempre tendrá de su lado a los hechos, y ayudará a desterrar a las famosas “corazonadas”, que ninguna organización seria puede darse el lujo de permitir.


Ahora que tenemos claros estos cinco beneficios, podemos explicarnos mejor cómo es que la evaluación del desempeño de sus proveedores puede beneficiar en general a su compañía, empresa, organización o negocio, incluidos los beneficios económicos que muchas veces llevan la prioridad, pero que no son lo únicos que hay que tomar en cuenta.

 

Descargue nuestra guía sobre control de proveedores haciendo clic en la imagen de abajo y comience a fortalecer su cadena de suministro hoy mismo.

 

selección y evaluación de proveedores

Suscríbete al blog

Publicaciones Recientes

Publicaciones por etiqueta